MENU

  • LEITORES
  • quinta-feira, 30 de novembro de 2017

    El niño libre es la semilla del malhechor ( jorgehessen)


    Traducido por: Mercedes Cruz Reyes 
    Madri/Espanha

    Bethany Thompson luchó contra un cáncer en el cerebro cuando tenía sólo 3 años de edad, y sobrevivió. La cirugía que retiró el tumor fue un éxito, pero dejó una pequeña secuela en su cara: la boca se puso levemente a la derecha. Esto fue suficiente para que se convirtiera en blanco de comentarios maliciosos de otros niños en la escuela. Bethany, de 11 años, sufría un bullying implacable en la escuela, hasta que llegó a un punto en que no soportó más y  se quitó la propia vida con un tiro. [1]
    Un caso semejante ocurrió, en el Colegio Holy Angels Catholic Academia, en Nueva York, Estados Unidos. Hay entonces estudiaba Daniel Fitzpatrick, un estudiante de 13 años, que estaba sufriendo bullying. Resultado: Daniel se suicidó. Dejó una carta de despedida y entre otros bramidos de dolor moral escribió: "¡Yo desisto! También dijo que sus colegas de la escuela lo atormentaban desde hace mucho tiempo y la dirección del colegio no hacía nada al respecto, incluso después de que él y sus padres hicieron una queja formal. La respuesta del Holy Angels habría sido "Calma, todo va a estar bien, es sólo una fase, va a pasar".
    Como olvidamos la matanza en la Escuela Municipal Tasso da Silveira, de Realengo, en la ciudad de Río de Janeiro, en que niños y niñas quedaron hermanados en un trágico destino. Sus vidas fueron prematuramente segadas en un episodio de insonorable bestialidad. El asesino Wellington Menezes de Oliveira, aunque con la mente arruinada y razón obliterada, hizo su opción de disparar contra los alumnos que lo incomodaban. En una cinta grabada, Wellington alegó haber sufrido bullying años antes, en la misma escuela; en este caso hubo una reacción violenta.
    Los hechos, chocantes y tristes, traen dos alertas a todos los padres y madres: el primero de ellos es estar atento a los cambios de comportamiento de los hijos y buscar ayuda profesional siempre que sea necesario. La segunda alerta es hablar con el hijo sobre el respeto a las diferencias. Enseñar sobre diversidad y tolerancia. Estas lecciones, cuando se asimilan desde temprano, forman personas más empáticas y sensibles al dolor del otro, además, por supuesto, de evitar comportamientos agresivos como el bullying.
    Es urgente establecer límites a nuestros hijos. Desde los primeros años, debemos enseñarles a huir del abismo de la libertad, controlándole las actitudes y concentrándole las posiciones mentales, pues esa es la ocasión más propicia para la edificación de las bases de una vida. Los hijos, cuando los niños, registran en su psiquismo todas las actitudes de los padres, tanto las buenas como las malas, manifestadas en la intimidad del hogar. Por esta razón, los padres deben estar siempre atentos y, incansablemente, buscando un diálogo franco con los hijos, sobre todo amándolos, independientemente de cómo se sitúan en la escala evolutiva.
    Los niños creados dentro de patrones de liberalidad excesiva, sin límites, sin nociones de responsabilidad, sin disciplina, sin religión y muchas veces sin amor, serán aquellas con mayor tendencia a los comportamientos agresivos, tales como el bullying, pues fueron mal acostumbradas y por eso esperan que todos hagan sus voluntades y atiendan siempre a sus órdenes.
    Por eso mismo, es importante enseñar al niño a huir del abismo de la libertad, controlándole las actitudes y concentrándole las posiciones mentales, pues la infancia es la ocasión más propicia para la edificación de las bases de una vida. El niño libre es la semilla del malhechor. La propia reencarnación se constituye en sí misma restricción considerable a la independencia absoluta del alma necesitada de expiación y correctivo.
    ¡Pensemos en eso!


    Referencia:

    Disponible en http://revistacrescer.globo.com/Curiosidades/noticia/2016/11/menina-de-11-anos-que-sobreviveu-cancer-no-cerebro-se-mata-por-sofrer-bullying-na-escola.html adosado el 24/11/2017

    Nenhum comentário:

    Postar um comentário